Especialidades

La Clínica Rotger pone a su disposición una amplia oferta de especialidades médicas, quirúrgicas, diagnósticas y terapéuticas; todas ellas coordinadas por profesionales de reconocido prestigio.

La unidad de tricología y trasplante capilar de Clínica Rotger utiliza la técnica de "Extracción por Unidades Foliculares" (FUE), el sistema más eficaz para restaurar la densidad capilar perdida. 


Desde la primera visita, todo el proceso esta coordinado por un equipo de especialistas en tricología que realizan una primera evaluación médica en profundidad para aconsejar a cada paciente la mejor estratégia de tratamiento.

La técnica FUE es un procedimiento de microcirugía eficaz para trasplantes capilares en hombres y mujeres, así como para todo tipo de pelo. La técnica consiste en la extracción de forma individual de cada unidad folicular de la zona posterior o lateral, que son las zonas del cuero cabelludo más resistentes y a continuación, se procede a su implantación en la zona que se desea repoblar. 



 



Para conseguir un resultado óptimo es clave la habilidad del cirujano especialista que debe determinar la orientación, profundidad, angulación y distancia de cada injerto, para conseguir un resultado natural. La técnica es mínimamente invasiva por lo que no deja cicatrices y se puede aplicar para intervenir sobre grandes zonas o para la repoblación de entradas incipientes, cejas etc...

La intervención tiene una duración de entre 5 y 8 horas y se realiza  bajo sedación combinada con anestesia local en la zona donante y en la zona receptora. Una vez finalizada la intervención, la recuperación del paciente es inmediata y puede hacer vida normal en pocos días.


Entorno clínico para ofrecer las mejores garantías de seguridad
La intervención para el implante capilar, es un procedimiento complejo que se realiza en un quirófano ambulatorio, especialmente equipado para estás técnicas que actualmente permiten obtener un excelente resultado en la repoblación de zonas determinadas del cuero cabelludo.

Por su parte, el paciente accede a todas las ventajas de realizar el procedimiento en un entorno hospitalario con todos los elementos para intervenir en caso de detectarse cualquier contratiempo y con la solvencia de las instalaciones y la experiencia de los especialistas de la Clínica Rotger.